UN CUENTO DE LOS PEQUEÑOS OSOS-DORADOS Y UN GRAN DESAFÍO

Tan solo menciona el nombre HARIBO y cualquier persona comelona, ya sea joven o viejo, inmediatamente se imagina los legendarios Osos-Dorados y ruedas de regaliz. Las tentadoras golosinas son productos de una compañía familiar tradicional alemana, que es una de las diez más grandes, en la industria internacional de dulces. Y aunque se haya fundado hace casi un siglo, HARIBO es una empresa que tiene la mirada muy hacia el futuro. Sus preparativos para los desafíos del futuro incluyen centros logísticos altamente impresionantes en la ciudad de Bonn.

HARIBO.tif

null

LEER MÁS