6 MITOS SOBRE LA AUTOMATIZACIÓN DE LOS PROCESOS INTRALOGÍSTICOS

La automatización industrial o el almacén automático ofrecen muchas beneficios a la empresa

Aumenta la eficiencia y la velocidad de la gestión de los pedidos, ayuda a reducir los costes y también permite reducir los errores humanos. Sin embargo, no en todos los casos la automatización del almacén es la solución ideal ni es la opción más adecuada para las necesidades del cliente.

En el siguiente artículo, nuestros expertos de SSI SCHAEFER nos darán su opinión sobre algunos mitos y creencias que giran alrededor de la automatización y nos explicarán cuando es mejor automatizar un almacén o cuando una solución manual o convencional es la mejor solución.


MITO 1_ TODOS LOS ALMACENES TIENEN QUE SER AUTOMÁTICOS

Para las empresas que siguen las últimas tendencias y quieren estar a la vanguardia de su sector, puede parecer que la automatización es necesaria para todos los almacenes sin ninguna excepción. Pero eso no es cierto.

Cada almacén es un caso particular y tiene unas necesidades determinadas. Por ejemplo, no es necesario que los almacenes que tengan una baja variedad de artículos, que tengan pocos productos o que gestionen pocos pedidos al día, deban automatizarse, ya que con una gestión manual pueden lograr ser perfectamente eficientes y sin errores. En estos casos, es mucho más fácil para las empresas organizar, almacenar y preparar los pedidos de manera manual.


MITO 2_ LA AUTOMATIZACIÓN DE TODOS LOS PROCESOS LLEVA MUCHO TIEMPO 

A veces parece que la automatización del almacén lleva mucho tiempo debido a muchos factores. Creación del concepto de diseño, seleccionar la solución que más se ajusta a las necesidades, elaboración del presupuesto, elección del proveedor, y una vez hecho todo esto, viene la fase de instalación o montaje y la puesta en marcha.

Estas fases son las mismas que se deben llevar a cabo para un almacén convencional, por lo que cualquier proyecto intralogístico las deberá tener en cuenta para poder encontrar la solución más adecuada.

Si el proyecto de automatización se hace en una instalación convencional ya existente y que está en funcionamiento, la puesta en marcha puede generar grandes pérdidas si el almacén existente se detiene, aunque sea por un periodo muy corto. Sin embargo, la automatización de un almacén existente se planifica con todo detalle y se tienen en cuenta todas las casuísticas posibles que pueden ocurrir en la puesta en marcha para evitar afectar a las operaciones diarias de la empresa.

  

MITO 3_ LA AUTOMATIZACIÓN GENERA UNA PERDIDA EN EL CONTROL DEL ALMACÉN

Si el sistema automatizado está diseñado e implementado de manera correcta, lejos de perder el control del proceso y de la cadena de suministro, logramos todos lo contrario, ya que automatizar ayuda a eliminar muchos problemas que se producen cuando se gestiona de manera manual. El software monitoriza y muestra los datos más precisos sobre los artículos en stock disponibles o, por ejemplo, puede detectar una disminución en la productividad del operador en las horas punta y redistribuir rápidamente su carga de trabajo enviando recursos donde más hagan falta. Los responsables de la gestión del almacén en todo momento tienen disponible información real, actualizada e instantánea.


MITO 4­_ LA AUTOMATIZACIÓN REDUCE EL NÚMERO DE EMPLEADOS

La automatización no implica el despido de empleados, ni genera costes adicionales (de tiempo o monetarios) para la formación de los empleados. Cuando se gestiona un almacén automatizado, este es muy sencillo de utilizar y controlar. Los programas o software de gestión de almacenes son muy simples de utilizar en comparación con los almacenes manuales. El número de posibles errores debidos al factor humano se reduce al mínimo y se consigue un alto nivel de seguridad y de productividad gracias a la ergonomía de las instalaciones.


MITO 5_ LA INTEGRACIÓN DE TODOS LOS PROCESOS EN UN SISTEMA ÚNICO ES DEMASIADO DIFÍCIL

Pasar de un almacén manual a uno completamente automático puede requerir la migración de los datos. Una empresa que haya gestionado durante muchos años su almacén de manera manual o de manera semiautomática, seguramente habrá acumulado muchos datos.  Es un factor que se debe tener en cuenta a la hora de pasarse a un sistema completamente automático, pero que no supone ningún problema, solo requiere tiempo para realizar la migración de la manera correcta. Si  la empresa ya dispone de un ERP o  de un sistema de gestión de almacenes propio, esta integración será mucho más suave y rápida.


MITO 6_ LA AUTOMATIZACIÓN SIEMPRE ES CARA

La inversión inicial de un proyecto de automatización puede parecer muy caro a veces. La realidad es que el ROI de un proyecto de automatización se recupera en unos 3-5 años.

Para eso es muy importante contar con un proveedor experto en este sector, con una larga trayectoria y con un servicio de soporte fiable. Algunas empresas lo que hacen es una integración/automatización gradual y escalable de los sistemas, para así repartir la inversión en diferentes períodos y no en un único proyecto. 

IT WAMAS® Screen